• comunidad
  • compartir
  • servicios

La comunidad es la forma óptima de compartir servicios

Leyendo a Flameeyes he estado pensando sobre los distintos costes derivados de mantener un servicio web, no coincido con su postura y pese a que éste es un debate altamente subjetivo, vengo a romper una lanza a favor de los servicios de uso comunitario.

Se me ocurren 4 costes principales de un servicio tipo instancia de Mastodon:

  • Coste de infraestructura.
  • Coste de administración.
  • Coste de federación.
  • Coste de moderación interna.

Los costes de infraestructura son el coste de alquiler de un servidor o el coste de la electricidad de tener uno corriendo en casa, el coste del dominio, etc. Podemos considerar esto un coste más o menos fijo.

El coste de administración del sistema que podemos considerar también un coste fijo para servicios no demasiado grandes.

El coste de federación es el coste de moderar las federaciones. Es posible que ciertas instancias esparzan spam, discursos de odio o simplemente sean hostiles con los usuarios de tu comunidad. Este es un coste a tener en cuenta cuando el fediverso empieza a crecer en número de nodos y en diversidad.

Después está el coste de moderación, cualquier servicio que permita a los usuarios subir contenido va a tener este coste y el problema es que es un coste variable. A más usuarios mayor es el coste de la moderación.

Sin embargo para servicios que se utilizan por comunidades estos costes desaparecen.

La automoderación es clave

Dado que dentro de una comunidad todos los miembros se relacionan entre ellos, se produce un efecto de automoderación esto hace que los costes de moderación para una comunidad sean nulos.

En The WEIRDest People in the World, Joseph Henrich nos dice que: «Las personas sienten vergüenza cuando ellas mismas, sus familiares o incluso sus amigos no están a la altura de las normas que les impone su comunidad.». Es esta vergüenza la que hace que los miembros de las comunidades se automoderen, esta moderación es algo personal no algo que se ejerza por ningún otro miembro.

La relación entre tamaño y coste sería algo como en esta gráfica, partiría de cero pero se volvería una relación lineal al pasar el Número de Dunbar, el límite de relaciones que los humanos podemos mantener.

La mayoría de veces nuestras comunidades son muy pequeñas, a pesar de Internet encontrar a nuestros iguales con los que formar lazos estrechos es difícil, pero pese a eso podemos encontrar ejemplos de este tipo de comunidades.

Un bonito ejemplo de un servicio en una micro-comunidad es la instancia de mastodon de Bernie con su madre. Pero también podemos encontrar pequeñas comunidades autogestionadas como lectura.social donde lectores de habla hispana comparten sus experiencias o Mastorol, la instancia especializada rol en español.

Si me pongo a preguntar a los administradores de estas instancias, estoy seguro de que el tiempo que pasan moderando qué publican sus usuarios es prácticamente 0, compartir un servicio en una comunidad es la forma más barata de acceder a estos servicios, esto nos permite participar en servicios sin pagar los altos costes de las plataformas centralizadoras, que acabamos pagando los usuarios con nuestra atención y nuestros datos.


Profile picture

Carlos Sanmartín Bustos

Desarrollador de software embebido comprometido con el software libre. Progresista y antiautoritario.